jueves, 30 de octubre de 2014

Los ojos de Andrea.

Capítulo 2.
Raúl(que así se llama mi gran amor platónico) no hacía nada más que contarnos chistes malos, pero aún así yo me sonreía, por no decir que estaba atontada mirándole, no me di cuenta hasta que Clara me pegó un pellizco, justo después de 5 segundos sonó el timbre pero a mí ya se me habían quitado las ganas de entrar, pero lo malo de estar en 1 de Bachiller es que no puedo faltar en ninguna clase, incluido en Matemáticas, que es la que peor se me da y toca a continuación. 
Lo bueno de ir en Letras( ya, ya, a parte de que voy sentada al lado de Sandra(ahora os explicaré quién es) y de que voy a la misma clase que Raúl, es que siempre pienso que cada día hay un día menos para terminar el curso, y lo bueno de ir a Letras a parte de eso, es que no voy a Ciencias, sobre todo me alegro de no tener que dar Matemáticas el doble de difíciles, antes prefiero volar. Por cierto, Sandra es otra de mis mejores amigas, y ya que estoy os cuento quienes son las otras 2 locas que hay en mi vida. Una de ellas es Alicia, es la más ligona de las 5, es guapísima y simpática, bueno a ver, todas son guapísimas y simpáticas menos yo, seamos sinceros. La que me falta por mencionar es Fátima, a la que debo mi vida, ya que ella es la que me presentó a Raúl(antes yo para él era como si yo no existiera, que terrible, ¿verdad?) Ahora somos mejores amigos, aunque él no esté en mi grupo de chicas guays, nos lo contamos todo, yo, al menos, le cuento todo, yo creo que el también me lo cuenta todo. Siempre se lo perdono todo, mis amigas me dicen que soy demasiado buena con él, pero no me puede resistir a decirle no, es tan perfecto.. Es alto, moreno, ojos negros, simpático, listo.. bueno, listo no es muy listo, ha repetido un año pero a mí me da igual, es divertido, de confianza, compartimos los mismos gustos musicales, es.. mi amor platónico(lo repito mil veces al día) A parte de eso, hay algo en él que le hace diferente a los demás, no sé el qué, pero se supone que cuando estás enamorada no sabes el por qué de muchas cosas. La clase de Matemáticas se me pasa volando, ya que me la he pasado pensado en las musarañas. Quién sabe, a lo mejor apruebo y todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario