sábado, 18 de octubre de 2014

Azulejos.

La vida es un azulejo, y muchas veces cambia depende de como lo veamos. El azulejo puede ser transparente, si lo vemos todo fácil, pero puede volverse negro. Puede volverse de colorines si eres feliz, puede volverse azul si estás mal, puede volverse rojo si estás enfadado, o simplemente puede ser un azulejo, si estás normal. ¿Y si todos tuviesemos un azulejo? Cuando te preguntasen como estás, el azulejo no puede mentir.

PD:Querria estar contigo hasta morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario