domingo, 20 de abril de 2014

¿Sabes lo que es el dolor?

¿Sabes lo que es que tu autoestima se venga abajo? ¿Sabes lo que es que esta vida no tenga sentido? ¿Que todo el mundo vaya en contra tuya? ¿Sabes lo que es eso? Pues así me siento yo. Rendida, cansada, agotada, decepcionada, retirada como si la vida fuera una guerra, abrumada por los problemas, mal. Cuando ni siquiera las lágrimas te ayudan, porque no tienes a nadie y sabes que nunca vas a tener a nadie, porque sabes que si te caes nadie te va a levantar, ni siquiera tu mismo porque sabes que ya no te quedan fuerzas para luchar. Cuando sientes esa angustia en el estómago y esas ganas de no salir de casa, porque sabes que todo el mundo te miraría mal por todos los rumores que circulan sobre ti. Que se te quiten las ganas de comer en tan solo segundos porque una persona a la que le tienes mucho cariño te decepcione. Que intentes pensar siempre en positivo pero que ya incluso los pensamientos te fallan y pensar en negativo es lo único que te queda. Cuando te dicen unas simples palabras que duelen mucho más que millones de puñales en tu espalda. Cuando estás mal y nadie te comprende, ni siquiera tú misma. Cuando no tienes motivos para sonreír aunque mucha gente te quiera ver bien y otra te quiera ver en el infierno, cuando en lo único que piensas es en que pase otro día rápido, y otro, y otro, y así sucesivamente. Cuando esos días de lluvia te encantan, porque es una escusa para no salir, para pensar en qué has hecho mal ahora. Cuando sepas lo que es el dolor de verdad, no te quejes de si la sopa está fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario